¿Qué es el Cosplay?

Es muy probable que ya tengas una idea general sobre de qué se trata el Cosplay, y si, tienes razón, tiene que ver indiscutidamente con los disfraces, pero para tu curiosidad no solamente es eso, pues se asocia a varias características y actividades más que es posible que aún no las conozcas.

 

El cosplay es una afición y gusto de las personas que les gusta utilizar disfraces, trajes y diferente tipos de accesorios con la finalidad de representar un personaje en particular. Generalmente los interesados por este pasatiempo tienden a disfrazarse de sus personajes de ficción favoritos. La gran parte de los cosplay que suelen utilizarse son personajes de videojuegos y anime, aunque también existen otras opciones para escoger un traje para el cosplay. Pueden ser personajes de películas, series, mangas, cómics, novelas visuales e incluso libros. Pero eso no es es todo, el cosplay también puede ser usado para representar una idea abstracta.

 

Otra manera de definir el término “cosplay” es el uso de disfraces de juegos de roles que esté fuera de un escenario y que se caracteriza por confeccionar el propio traje e incluso diseñarlo, ya sea comprando e incluso elaborando cada accesorio y vestimenta asociado al personaje que se quiere representar, pues algunos tipos de disfraces demandan de accesorios muy específicos que podría costar encontrarlos, sobre todo si son personajes de ficción que no son populares o si el aficionado quiere innovar y crear su propio personaje.

 

Actualmente el Cosplay puede ser considerado más allá que un hobbie, pues hay una cultura asociada a ésta afición debido a que los integrantes pretenden representar una idea o un personaje a través de los disfraces y accesorios, de hecho, a menudo buscan interpretar un rol, es decir, lograr interpretar el papel del personaje.

 

El Cosplay tiene una cultura definida ya que el objetivo principal es representar de manera realista un personaje ficticio o idea. Esto puede variar considerablemente según la intención y el contexto, lo que generalmente termina siendo una representación dramática y física de una personaje en concreto. Las maneras de representaciones más comunes son a través de personajes antropomorfos, zoomorfos, crossplay y entre varios más.

¿Qué significa el término Cosplay?

Compartimos contigo de dónde proviene ésta interesante tendencia, pasatiempo, en incluso a veces referido como una sub-cultura que desde sus inicios lo único que ha hecho es incrementar la popularidad a lo largo del mundo, pues el disfrazarse de un personaje y que te guste tiene un encanto especial.

 

El cosplay comenzó a surgir en la década de 1970 en los Comic Markets en Japón los cuales eran lugares de compra y venta de historietas de manga autopublicadas. Era el punto de encuentro donde grupos de japoneses aprovechaban para disfrazarse de sus personajes ficticios favoritos, especialmente de manga, cómics, videojuegos y anime. Es por esta razón que desde sus orígenes hasta la actualidad el cosplay siempre se ha relacionado con el anime, manga, etc.

 

Una de las razones porque el cosplay puede considerarse una fuente cultural es por cómo influyó a la cultura japonesa y posteriormente de manera internacional. Un ejemplo de esto son algunos tipos de restaurantes y cafeterías de Japón, donde las camareras y camareros atienden a los clientes con disfraces y no solo se limita a la vestimenta, pues también tienen rituales y maneras particulares de hablarle a los clientes para hacerles sentir una experiencia diferente, única versus a un restaurante, cafetería o bar normal.

 

Otro dato curioso es que en algunas partes de Japón existen discotecas al estilo cosplay, en las que las personas deben ir disfrazados de algún personaje y darle vida, ya que se comportan como si fuesen dicho personaje. Por otra parte hay tiendas grandes especializadas a la venta de los disfraces y accesorios requeridos para poder conseguir el cosplay idóneo, aunque seguramente esto no debe sorprenderte, pues es algo muy común actualmente.

 

La cantidad de seguidores del cosplay siempre ha ido en aumento desde sus orígenes, por lo tanto, cada vez es más común encontrar cosplayers en diferentes eventos y/o celebraciones, como por ejemplo en el estreno de una película muy esperada, eventos grandes de e-sports, salones de manga y un largo etc.

Actualmente en incontables países se organizan concursos de cosplay, usualmente en eventos de videojuegos, historietas y de anime.

 

 En un concurso de cosplay lo que suelen evaluar son los disfraces y accesorios utilizados por cada participante. Por otra parte existen otros criterios a evaluar que es la puesta en escena, es decir poder caracterizar al personaje que se está representando, en otras palabras “meterse en el personaje” y así mismo reflejar la esencia del personaje.

¿Qué significa hacer un Cosplay?

A primera vista hacer un cosplay significa solo una cosa; diversión, lo cual en parte es cierto, pero en el fondo puede ser un proceso largo e incluso un poco tedioso, por lo que la planificación será tu mejor aliado para no gastar tiempo y dinero de sobra.

 

Hacer un cosplay significa confeccionar un disfraz y los accesorios requeridos para poder representar de la manera más similar posible al personaje de ficción deseado. Generalmente se tienden a comprar todo lo necesario para poder vestirse de dicho personaje, sin embargo en el caso de la mayoría de los cosplayers profesionales es un trabajo mucho más tedioso, pues terminan haciendo los accesorios y disfraces por su propia cuenta lo que implica un gran esfuerzo, mucho tiempo y una suma de dinero considerable.

 

Para hacer un cosplay, no importa si lo compras o lo haces por tu cuenta lo más importante es la planificación y la antelación, ya que requerirá de un capital de dinero significativo. Este proceso suele ser difícil porque hay un enorme entusiasmo para querer representar todos los personajes de ficción favoritos, por lo que es fácil caer en la tentación de comprar una parte para un cosplay en particular, pero después se compra una parte para otro cosplay y luego otro. A fin de cuentas se termina teniendo distintas partes de cada cosplay sin siquiera haber completado el primero que teníamos en mente, casi terminarías obteniendo un disfraz de un personaje que creaste por tu cuenta.

¿Qué significa ser Cosplayer?

Revisando en varias páginas de internet no pudimos encontrar una definición que nos convenciera, pues eran muy obvias por así decir, de todas formas te las compartiremos y nosotros te dejaremos a nuestro criterio que significa ser un cosplayer.

 

Ser cosplayer significa: una persona que practica a menudo el juego del disfraz “cosplay”, puede sonar redundante pero esa es la definición que logramos encontrar en wikipedia. Según el diccionario de cambridge es definido como “alguien que se viste como un personaje de una película, programa de televisión, cómic, etc. como un pasatiempo”

 

Desde nuestra perspectiva un cosplayer significa una persona que representa un personaje de ficción a través de un disfraz, accesorios y la caracterización de éste a través de una actuación o “performance” que logre transmitir al público la esencia del personaje a través de un escenario y fotografías.

 

Otro dato de interés es la relevancia de las fotografías en el mundo del cosplay, pues son sumamente importantes, ya que es una forma de ver cómo plasman la esencia del personaje. Es tan importante que por ejemplo, en los concursos de cosplay de League of Legends se le da el peso del 50% de los puntos, mientras que la precisión del cosplay es del 20% y la construcción y confección de éste también es de un 20%. Finalmente el 10% faltante es por la temática.

¿Cuál es la diferencia entre Cosplay y Otaku?

Hay muchas personas tienden a confundir estos dos términos, creyendo que pueden ser incluso sinónimos para referirse a lo mismo, es cierto que son palabras que pueden relacionarse en cierta forma, sin embargo no por eso implica que signifiquen lo mismo. A continuación te dejamos las diferencias entre estos términos.

 

Un otaku se caracteriza por una persona que puede ser fanática por cualquier temática o área de interés, pero su significado más común es cuando se hace referencia a una persona que es fanática por el anime, manga y por la cultura japonesa en general.

 

Por otra parte el cosplay tiene que ver con usar disfraces para representar un personaje de ficción en particular, el que puede ser de videojuegos, series, anime, manga, películas, novelas gráficas, etc. Esto quiere decir que una persona que no se considera otaku puede utilizar un cosplay simplemente por un gusto particular de un personaje y no por un fanatismo por la cultura japonesa que caracteriza a una persona otaku. En otras palabras un cosplay puede ser realizado por una persona no-otaku y otaku, por esta razón son términos que no pueden referirse a lo mismo.